¿En la nube? Decidiendo un sistema de remuneraciones

07.05.20 05:48 PM Por natalia


En el último tiempo ha sido un tema que algunos proveedores han definido como indiscutible, por lo que se hace necesario aclarar lo conceptos pare tenerlos presente antes de tomar decisiones.

¿Quieres ser parte de la
comunidad winper?
Inscríbete para recibir nuestro newsletter con contenido informativo sobre remuneraciones, recursos humanos, tecnología y más.

¿Qué significa realmente que el sistema esté en la nube?

En la práctica esto implica que un usuario pueda desde cualquier lugar donde se encuentre acceder al sistema y sus datos. Por cierto que para lograr este objetivo, el medio indispensable para lograrlo es la internet, pues por su intermedio cualquier dispositivo (computador, Tablet o celular) se puede conectar a su aplicación.


Para que esto sea verdad, lo que ocurre es que tanto la aplicación como los datos se encuentran en servidores alojados en alguna parte a la cual se accede desde la internet y en el equipo del usuario solo hay un programa mínimo para comunicarse.

¿Dónde está la nube?

En realidad ya se está en la nube cuando se sale del equipo del usuario y usando la internet se llega a destino y retorna información. Según donde se encuentre físicamente el servidor se pueden definir los siguientes ambientes:


1.  Nube del proveedor de software 


Consiste en un servidor que contrata el proveedor de la aplicación para que sus clientes accedan a ella. El proveedor del sistema es quien tiene el control de los datos del cliente y de la versión de la aplicación que se ejecuta. Ejemplos de esta modalidad los encontramos desde los más extendidos como Google, Amazon, ZOHO y también en sistemas de remuneraciones como ADP, Talana y Buk entre otros. Con WinPer el 10% de nuestros clientes usan esta modalidad que ofrecemos a quienes lo toman como opción.

2. Nube Pública 


Consiste en un servicio de una empresa especializada que contrata el cliente para alojar el sistema del que tiene licencia para usarlo y paga según el uso que haga de los servidores en la nube. El cliente tiene control de su aplicación y de sus datos. Los ejemplos más conocidos son las nubes de Microsoft, Google y Amazon. En Innovasoft tenemos clientes que la licencia de WinPer la han alojado en estas nubes públicas y tienen los beneficios de acceder a sus datos desde cualquier lugar sin contratar un nuevo sistema y sin perder el control de sus datos ni de la versión de la aplicación que está en producción

3. Nube privada


Consiste en un data center contratado por el cliente donde se deja disponible un servidor virtual en que se aloja el sistema licenciado y con ello los usuarios tienen los beneficios de la nube y tienen todo el control de sus datos y de su aplicación. Los proveedores de data center son múltiples, internacionales o locales. Con WinPer esta modalidad es usada con muy buen éxito por nuestros clientes. Además, en Innovasoft usamos los servicios de Ingeniería e Informática (IIA) para alojar nuestros sistemas, pero la oferta es bien amplia y cada cliente podrá escoger la opción que le resulte más eficiente y confiable donde pueden cambiarse sin tener que contratar otro sistema de aplicación.

4. Nube propia 


Consiste en servidores propios del cliente, los que, en lugar de tener solo acceso local, se habilitan para acceder a ellos vía internet, posibilitando con ello los beneficios de la nube. Esta modalidad es usada por clientes de WinPer con lo que acceden desde cualquier parte a sus sistemas contratados. 

WinPer está disponible en todas las modalidades, por lo que tanto Innovasoft como todos sus clientes han podido implementar tele trabajo en tiempos de crisis.

La nube tal como se ha definido es independiente del ambiente en que está desarrollada la aplicación. Si la aplicación está escrita con tecnología web, en el computador del cliente requiere tener un navegador (Chrome, Explorer, etc) mediante el cual se accede a la aplicación. Si la aplicación está escrita en arquitectura Windows en el computador del cliente requiere tener una aplicación de escritorio remoto para acceder a la aplicación. Hay ventajas y desventajas de ambas modalidades que analizaremos en otro artículo, que se resumen en que web es mejor cuando muchos usuarios acceden al sistema (por ejemplo, todos los trabajadores de la empresa) y Windows es mejor cuando se requiere un trabajo intensivo por pocos usuarios (por ejemplo, solo el personal del departamento de remuneraciones).

En resumen

  1. Hay clientes que requieren hacer procesos fuera de la aplicación con los datos como informes de gestión y otros, además de poder contar con los datos aún cuando se suspenda el servicio. Otros tienen medidas corporativas de privacidad de los datos sensibles para que no estén en poder de terceros.
  2. Muchos usuarios prefieren tener control de cuando actualizar una nueva versión de la aplicación y poder hacer pruebas con ella antes de llevarla a producción
  3. Muchas empresas tienen aplicaciones que interactúan con el sistema y que requieren que convivan en el mismo ambiente operativo de la aplicación contratada.
  4. Por razones de rendimiento o calidad del servicio hay clientes que requieren poder cambiar el ambiente de ejecución migrando a otros proveedores de los servidores.

Artículos Relacionados