Declaraciones Juradas: Un proceso sencillo con la automatización

20.04.20 01:01 PM Por natalia

¿Quieres ser parte de la
comunidad winper?
Inscríbete para recibir nuestro newsletter con contenido informativo sobre remuneraciones, recursos humanos, tecnología y más.

Marzo es una época en que las empresas privadas deben enviar al Servicio de Impuestos Internos (SII), información de su operación que posibilita la validación de los datos de las declaraciones de impuestos de los contribuyentes que se realizan posteriormente. Este proceso de envío de información se denomina Declaraciones Juradas (DDJJ) y se efectúan en plazos que vencen en diferentes fechas durante el mes de marzo según el tipo de declaración.

En lo que se refiere a las remuneraciones existen dos declaraciones: la de contratados (1887) y la de Honorarios (1879). Cabe destacar que este proceso es obligatorio para las empresas y el SII varía cada año las regulaciones que rigen la emisión de las DDJJ. Los sistemas de remuneraciones deben certificarse todos los años para que esta institución valide que se cumplen con las modificaciones definidas.

 



Según el SII, una DDJJ, consiste en una manifestación que presentan las empresas bajo juramento para dar a conocer toda la información tributaria que han generado en el último año comercial, por ejemplo, rentas, créditos, beneficios u otros antecedentes, lo que luego permite la devolución de impuestos de los contribuyentes (trabajadores dependientes o a honorarios).

No obstante, existen diferentes Declaraciones Juradas según el régimen tributario que posea quien la realiza. De esta manera las empresas, están en la obligación de generar estos documentos en relación a la información que tengan que entregar, por lo que no es solo una DDJJ, sino que pueden ser de 1 a 14 formularios.

 

WinPer, como socio estratégico de sus clientes genera en forma automática, a partir de la información acumulada durante el año, los archivos en el formato exigido por el SII para las declaraciones 1887 y 1879.

 

Marcelo San Martín, consultor de WinPer explica que la DDJJ 1887, correspondiente al Art. 42° N° 1 de la Ley de Renta, es muy común entre las empresas “ya que tiene estricta relación con los trabajadores dependientes de una institución y las rentas que ellos reciben”. San Martín explica que “en este documento anual, la empresa tiene que rendir cuanto se pagó por concepto de renta durante el año, en resumen, de todos los ingresos de la empresa, cuanto gasto se generó por concepto de sueldos”.

 

Esta es una información relevante para los colaboradores de una empresa, ya que incide directamente en beneficios tributarios personales de ellos, explica el consultor de WinPer, señalando que “hay algunas personas que poseen rentas altas y por ende ellas deben pagar impuestos por ello”, sin embargo “con la información correcta de una DDJJ al Servicio de Impuestos Internos, el colaborador puede rebajar parte de sus impuestos de acuerdo a normativas impositivas”.

 

Marcelo agrega que en este caso, “los bancos también deben declarar todos sus ingresos, entre lo que se cuentan los intereses que las personas pagan por sus créditos, de tal manera que si un colaborador de la empresa posee un crédito hipotecario, por ejemplo, el SII toma la DDJJ de la empresa donde trabaja, calcula nuevas tasas imponibles,  resta los intereses que se pagaron declarados por el banco, construyendo una nueva base tributable, generándose una diferencia en dinero, la que es devuelta a cada trabajador dependiente en la Operación Renta”.

Por esta situación, comenta San Martin, es tan relevante realizar bien esta DDJJ, ya que incide directamente con cada colaborador de la empresa y que, por cierto, requiere la información contable de todo un año de trabajo.

 

“Es un proceso arduo, pero que en WinPer al tener toda la información ingresada y del tamaño de la empresa, puede ser efectuada en solo minutos.”, explica Marcelo San Martín, “todo el secreto está en el gran poder de automatización de la información que posee WinPer, donde todo va detallado y haciendo cálculo sin errores. Al ser un proceso anual, Innovasoft ofrece su servicio de consultoría para apoyar a sus clientes a ejecutarlo expeditamente.” 

Artículos Relacionados