Volver Newsletter

La resistencia de los empleados al cambio, entre las principales barreras a la transformación digital de las empresas 

Redacción. La resistencia de los empleados al cambio es la barrera más grande para la transformación digital de las empresas, pese a ofrecer beneficios como salarios más altos, formación y actualizaciones tecnológicas.


Así lo señala el 38 % de las empresas que han participado en un estudio realizado por The Economist Intelligence Unit (EIU) para Fujitsu y Citrix, en el cual el 72 % de las compañías encuestadas afirman que la gran transformación de la fuerza laboral ha sido un proceso clave para "superar significativamente" sus objetivos estratégicos en los tres últimos años.


The Economist Intelligence Unit define la transformación de la fuerza laboral como un "cambio significativo y deliberado en la naturaleza de la base de los empleados de las empresas y la forma en que se despliega", y señala que este proceso "podría incluir una amplia recapacitación del personal, presentando nuevos estilos de trabajo y gestión, así como cambiando la forma en que su organización contrata a sus empleados".


Para un 83 % de las empresas, la inversión en la tecnología adecuada es necesaria para esa transformación de la fuerza laboral, situando esta inversión por delante, incluso, de la recapacitación.

En un segundo puesto se sitúa el incremento de los salarios y de las iniciativas para mejorar las habilidades digitales de la fuerza laboral. Un 77 % de las empresas que han tomado estas medidas han aumentado las habilidades y la productividad.


Según los datos recopilados por The Economist Intelligence Unit entre las empresas que creen que se han "transformado ampliamente", dos de cada cinco necesitaban realizar actualizaciones "considerables" de sus infraestructuras tecnológicas existentes para tener éxito.

Detrás de la adopción de nuevas tecnologías (56 %), la capacitación y el desarrollo de habilidades (54 %) fue la segunda medida más popular.


El estudio encontró que las empresas en América del Norte están más adelantadas con la transformación del puesto de trabajo, con un 68 %, señalando que se han "transformado significativamente" en comparación con solo el 36 % en Japón, mientras que Europa, con un 26 %, y Australia/Nueva Zelanda, con un 22%, están por detrás.


Entre las barreras a la transformación, además de la resistencia de los trabajadores, señalada por un 38 % de las empresas, los encuestados citan el coste como el factor más grande, con un 81 %, seguido de un aumento en los costes de empleo, con un 76 %, y una mayor complejidad organizacional, con un 75 %.

Fujitsu prevé una reducción en la resistencia a la transformación, ya que casi cuatro de cada cinco (79 %) encuestados también están de acuerdo en que esto se acelerará en los próximos tres años.

Ver Fuente